alisado keratina

Tener el pelo fuerte, radiante y bonito es lo que todas las mujeres buscamos… pero, en ocasiones, no es nada fácil. Afortunadamente, en los últimos años han aparecido una serie de cosméticos y proteínas que facilitan todo este procedimiento. Uno de ellos es la keratina. Es un tratamiento ideal para aquellas personas con mucha caspa. También, para las que no pueden dominar el pelo. Existen muchos métodos que hidratan y dan brillo al cabello, pero pocos son tan efectivos como el de keratina. La clave es el azufre, que le da al pelo elasticidad y fortaleza para que quede completamente suave y planchado. Es un tratamiento altamente recomendable para cualquier mujer, aunque es muy utilizado por aquellas que tienen rizos, aspecto que hace muy difícil “domar” el pelo. alisado-keratina

Alisado de keratina

El alisado con keratina te dará un liso permanente, que es lo que buscamos cuando llevamos a cabo un procedimiento de estas características. Esta proteína repara y nutre el cabello formidablemente. Y, según el tipo de tratamiento que hagas, los resultados pueden ser más o menos duraderos. Entre las múltiples ventajas que este tratamiento ofrece, encontramos que reconstruye la fibra capilar. Además, elimina el encrespamiento y evita el efecto fizz. Al mismo tiempo, es un método que aumenta considerablemente el brillo, manteniendo y potenciando su color natural. El cabello está más suave y sedoso, características que permiten que sea mucho más fácil peinar la cabellera. Por último, entre los principales beneficios de emplear la keratina en el alisado, el pelo está más lacio y fuerte al mismo tiempo.

Alisado de keratina en casa

La cantidad de beneficio que nos aporta un tratamiento de alisado con keratina hace que todas queramos realizar este procedimiento en casa. Para ello, además de la proteína, necesitamos champú sin sal, un peine o cepillo, toalla o secadora y la característica plancha. Nada que no tengamos en nuestro baño. El primer paso es lavar bien el cabello con el champú. Luego, tienes que secarlo bien y, con ayuda de un peine, vas separando partes del pelo con un gancho. Aquí, aplicamos la keratina en cada mechón que hemos apartado. Te aconsejamos empezar por la raíz y asegúrate que la proteína quede sellada en el cabello. Cuando acabes de poner la keratina, tienes que coger la plancha y utilizarla sobre cada apartado del cabello. Puede aparecer un poco de humo, pero no te preocupes, es normal. Si te molesta mucho, te recomendamos ponerte una mascarilla. El cabello tiene que quedar liso y brillante. Debes cuidar que, durante todo el procedimiento, el pelo no haya entrado en contacto con el agua (una gota puede echar todo a perder). El último paso es esperar cuatro días para poder lavar el cabello. Pasado ese tiempo, te duchas normalmente, secas bien y lo planchas. Tras este último paso, el pelo va a quedar liso, fuerte y brillante. Como vemos, no es un proceso complicado, ni tampoco te va a llevar mucho tiempo.

Adquirir productos para el alisado de keratina

Para que el tratamiento de alisado de keratina en casa salga perfecto, es vital tener los productos necesarios. Pero no solo hay que tener los cosméticos adecuados, sino que estos tienen que ser de primer nivel para que no nos cause problemas en el cabello ni en el cuero cabelludo. Es por eso que es fundamental adquirir los productos en una tienda especializada en la venta de estos artículos. Con solo ingresar a nuestro catálogo verás que trabajamos con las marcas más importantes del mercado, ofreciendo cosméticos de calidad. Pero, además de un stock con artículos de primer nivel, encontrarás los precios más baratos. Por esta razón, no dudes en ingresar a la tienda y comprar los productos que necesites.

No se encontraron productos que concuerden con la selección.

Añadido a la cesta con éxito!

Ver Carrito
X